A- A A+

GOS: Capítulo 233 – ¡Yo Te Derrotaré!

Capítulo 233 – ¡Yo Te Derrotaré!

 

El cielo sobre el desierto inmenso y sin límites era de una sombra de color rojo oscuro. Sin mencionar que también era extremadamente caliente.

 

Una línea de once guerreros caminaba lentamente entre la ardiente arena del desierto, con Xie Kui guiándolos, mientras tanto, He Qingman estaba rezagada muy atrás de Xie Kui.

 

Los guerreros del país de las maravillas maligno  ignoraron a He Qingman, y se reunieron alrededor de Xie Kui.

 

Estos guerreros, que parecían saber quién iba a ser el futuro maestro del  País de las Maravillas Maligno, eligieron seguir a Xie Kui después de la disputa que había ocurrido entre él y He Qingman. Ni siquiera trataron de mediar en el conflicto que había ocurrido entre Xie Kui y He Qingman.

 

He Qingman con su figura sensual, agradable, estaba muy atrás, solo. Su rostro radiante, puro y bello tenía una mirada preocupada.

 

“¡Recuerda! La próxima vez que He Qingman pele con la familia Yan, quiero que todos ustedes sigan atentamente a ella y vean si todavía está limitando los poderes de su energía. Si sigue siendo obstinada al hacerlo, le ordeno que la detengan para que no sea un obstáculo para nosotros más. Su orden se alzaba sobre los guerreros del País de las Maravillas Maligno. Xie Kui continuó conduciendo a sus compañeros guerreros con una cara fría y sombría.

 

“Sí, señor!” Todos asintieron, mirando tranquilamente a He Qingman que estaba detrás de ellos, con ojos sentimentales.

 

Los hermosos ojos de He Qingman tenían una mirada triste. Sabía que sus compañeros guerreros ahora se preocupaban por ella, y que no había nada que pudiera hacer al respecto.

En este momento, ahora se arrepentía de no abandonar el Campo de Batalla del Abismo antes y regresar al Mar de Kyara. Ya no quería formar parte de esta campaña.

Sin embargo, nadie sabía el camino de vuelta. Volviendo solo sin estar seguro de la dirección era totalmente estúpido. ¿Ya no había perdido el respeto como era, sin siquiera tener que perder?

Estar en un callejón sin salida y saber que Xie Kui y sus compañeros guerreros no tendrían ninguna simpatía hacia ella. No tenía más remedio que seguirlos.

Una patrulla de once guerreros avanzaba ahora hacia una duna, con cinco de los guerreros detrás de Xie Kui de cerca. Los guerreros consideran el comando de Xie Kui como su misión.

Los otros guerreros que pertenecían a la Tierra Divina de Penglai y a la Tierra Divina del Lago del Cielo no hablaban mucho. Sólo seguían silenciosamente a Xie Kui, esperando que Xie Kui los ayudara a encontrar a sus compañeros y, si era posible, una manera de salir de este extraño desierto.

 

“¡Boooooooomm!”

 

De repente hubo una gran explosión procedente de la duna frente a ellos.

 

“Swoosh!”

 

De repente apareció un tornado justo al lado de ellos.

En muy poco tiempo, el tornado estaba aullando y avanzando, arena dorada espolvoreada por todas partes. Seis grandes tornados cubrieron completamente toda la zona. A través de la gruesa y dorada arena dorada, era imposible que nadie viera, ni siquiera sus propias manos …

Un guerrero fue jalado en el tornado que gritaba y fue arenado a pedazos por la arena dorada sin incluso poder moverse.

“¿Quién es?” Gritó Xie Kui, un pequeño y largo sable de nieve salió de su muñeca.

La empuñadura de su sable generó de repente un deslumbrante halo amarillo, el sable de Xie Kui, que tenía muchos puntos de luz diferentes extendiéndose desde el interior del deslumbrante halo amarillo, que formaba una hermosa curva que se deslizaba por la duna que había delante.

 

“Baaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaang!”

 

Un cuerpo apareció de la duna, en medio de las luces, moviéndose rápidamente hacia Xie Kui.

“Shi Yan!” El rostro de Xie Kui pareció cambiar, repentinamente estallando riendo fríamente, “¡Es una buena noticia que usted este aquí! ¡Estaba preocupado de que no pudiera encontrarte! Ahora has salido voluntariamente, ¡es seguro que tú mismo quieres morir! ”

Justo después de terminar su expresión, el cuerpo de Xie Kui levitó un poco, y de repente se retiró a la duna, y desapareció por completo.

Después de la desaparición de Xie Kui, un guerrero fue atado firmemente por el tornado, que era el campo gravitacional del desierto. El poder convoluto del campo no le permitía moverse, sólo podía gritar desde el interior. La profunda velocidad del Qi en su cuerpo estaba siendo sofocada también.

Un ruido aullido chilló. He Qingman, que estaba muy atrás, se dirigió hacia Shi Yan, cortando el tornado como un poderoso tifón.

Los ojos de He Qingman estaban llenos de emociones complicadas. Sin embargo, no dudó en entrar en combate con Shi Yan. Su gracioso cuerpo salió volando, con muchas alas de cuchillas hundiéndose, cada una de las cuchillas era muy afilada, un extraño ruido chirriante apareció entonces en el aire.

Al mismo tiempo, Xie Kui, que estaba escondido dentro de la duna, sacó la cabeza, su sable de nieve descargó una deslumbrante luz amarilla.

Un dragón de arena dorada de repente voló fuera de la duna, junto a Shi Yan, una pared de arena dorada también se materializó en el aire.

“Shi Yan, mi espíritu marcial puede restringir la arena aquí, es muy fácil para mí matarte de aquí!”

Shi Yan sonrió fríamente.

“¡Deberías haber muerto antes! ¿Quién eres tú para tener la atención de Xin Yan? Sólo yo, como el futuro maestro del país de las maravillas maligno, merece tener una mujer tan exquisita como Xin Yan! ¡Tu no la mereces!” Dijo Xie Kui.

Shi Yan estaba de pie todavía en medio de la arena dorada con una mirada triste y fría en su rostro.

Las cuchillas como  alas de He Qingman volaron hacia Shi Yan, barajándole la cara, pero Shi Yan permaneció inmóvil.

Esperando hasta que las aspas de ala pasaron alternativamente por su cuerpo, He Qingman entonces se dio cuenta de que todas las hojas estaban barajando la sombra de Shi Yan, y no su cuerpo.

Los ojos de Xie Kui se encogieron, asustados, al reconocer que su dragón de arena dorada, junto con la pared, había hecho que la sombra de Shi Yan actuara como un señuelo.

El verdadero Shi Yan ya se había desviado para evitar el ataque.

“Sólo quería pelear con Xie Kui, aquí dentro de esta duna, no deberías haber estado involucrada, He Qingman …”

Shi Yan frunció el entrecejo, concentrándose en su voluntad, dibujó un campo gravitacional, se escondió rapido, entró y detuvo el cuerpo de He Qingman  en un abrir y cerrar de ojos.

Al mismo tiempo, otro campo gravitacional se movió silenciosamente rápidamente hacia Xie Kui que no había estado bajo precaución y Xie Kui se encontró atado.

 

“Ahhhh!”

 

Activó el cambio eléctrico, que era como un relámpago, Shi Yan se había hundido hacia Xie Kui justo en medio del Campo Gravitacional.

“Como mis piernas tocan el suelo, este truco de su habitación no me afecta” Xie Kui rió fríamente, su cuerpo de nuevo  entro en la duna, escapando de la fijación del Campo Gravitacional.

Xie Kui tenía dos clases de espíritus marciales, el Espíritu Marcial árbol  y el Espíritu Marcial Tierra, con sus dos piernas que tocaban la tierra, él podría ocultar fácilmente dentro de la arena. Excepto para el que podía matarlo en un tiro, de otra manera no era fácil derrotarlo.

El cuerpo de Xie Kui desapareció de nuevo en la arena, pero su voz aún se oía desde la arena. “Shi Yan, voy a cortar tu cabeza, y mantenerla hasta ver Xin Yan de nuevo. Entonces tomaré su cabeza y la presentaré a ella, dígame ahora, ¿encuentra esto interesante? ”

Shi Yan estaba de pie en la duna con una cara indiferente y reunió todo el poder negativo.

De repente aparecieron tres grandes ilusiones de demonios que fueron creadas por el poder negativo, inmediatamente asaltando a los guerreros atados.

Shi Yan se quedó quieto, cerró los ojos y pareció esperar que algo llegara.

Inesperadamente, Xie Kui todavía no salvó a sus compañeros que fueron detenidos por el campo gravitacional! Dentro de la duna, Xie Kui se movió silenciosamente hacia los pies de Shi Yan.

Shi Yan entonces levantó brutalmente la comisura de su boca, con una mirada de ira en sus ojos ardiendo un poco y desapareció instantáneamente.

No importaba lo que Xie Kui pudiera haber imaginado, ¡no podía creer que Shi Yan hubiera creado un ámbito tan poderoso, donde no pudieran escapar nada de lo vivo!

Su cuerpo entero se quedó dentro de la duna, aunque Shi Yan podría ser capaz de identificar su ubicación, no sería fácil atraparlo y matarlo.

Sin embargo, si quería pelear con Shi Yan, definitivamente tenía que estar fuera, y esta era la oportunidad de Shi Yan.

 

“Whaaaaaaaack!”

 

Un gran ruido provenía de la arena, justo debajo de los pies de Shi Yan, surgió un puñado de golpes de tierra.

El cuerpo de Shi Yan se balanceó y se movió entre los golpes de tierra, repentinamente echándose a una dirección.

Dentro de la duna, Xie Kui se movió muy rápido hacia donde Shi Yan aterrizaría, y esperó a que Shi Yan descendiera, de manera que de repente pudiera emerger de la arena, matándolo en un tiro.

Mientras su cuerpo seguía en el aire, las manos de Shi Yan rápidamente refinaron el Sello de Vida y la Muerte antes de que sus pies hubieran tocado el suelo.

El sello de vida y de la muerte luego lo disparó hacia abajo!

“Booooooooooooooooooooooommm!”

Una explosión aterrorizada vino entonces del lugar donde Shi Yan estaba a punto de aterrizar.

Cuando ocurrió la explosión, un cuerpo duro fue golpeado y luego echado, incluso el sable de nieve se rompió en pedazos.

El cuerpo de Shi Yan aterrizó, sus manos se estiraron, agarrando con precisión la empuñadura del sable de Xie Kui, y soltó con el cambio eléctrico hacia la frente de Xie Kui.

Los rincones de la boca de Xie Kui estaban llenos de sangre, ya que fue golpeado por el poderoso Sello de Vida y Muerte, su cuerpo resultó totalmente herido. Si no hubiera usado su armadura tierra, su cuerpo habría sido completamente destruido por el Sello de Vida y Muerte.

“¿Correr? ¿Todavía quieres correr? “Los ojos de Shi Yan parecían diabólicos, su cara era cruel, mirando a Xie Kui, riendo fríamente.

 

“¡Tú! Tú! “La cara de Xie Kui cambió.

 

Su pie izquierdo seguía siendo fuertemente pisado por Shi Yan, su sable luego pasó por el pie izquierdo de Shi Yan primero, luego a través de su pie. Sus pies izquierdo y derecho fueron empalados juntos por el sable.

Con el fin de evitar que Xie Kui se escondiera bajo la arena, no le importaba empalar el sable a través de su propio pie derecho.

 

“Bang”

 

Con ambos pies pegados juntos, Xie Kui y Shi Yan fueron cara a cara, las emisiones de energía de los dos explotaron furiosamente, técnicas marciales se utilizaron, una lucha drástica estaba a punto de suceder.

 

El pie de Shi Yan estaba apretado firmemente con el pie de Xie Kui que inmovilizaba a los dos.

Al mismo tiempo, el Espíritu Marcial de Petrificación comenzó a desplegarse, el cuerpo de Shi Yan ahora era tan duro como el hierro. El Segundo Cielo de Alboroto volvió a aparecer, haciendo que el poder dentro de su cuerpo se doblara en un abrir y cerrar de ojos.

 

“Booom”

 

Cada explosión explotó violentamente entre Shi Yan y Xie Kui, alrededor del cuerpo de Xie Kui apareció una luz amarilla clara, sus dos manos liberaron una técnica invisible que creó milagrosas ondas fuera de su pecho para protegerlo del ataque de Shi Yan.

El momento en que su pie tocó el suelo, Shi Yan como un rayo, deslizó, su pie izquierdo luego pisó el pie derecho de Xie Kui justo cuando Xie Kui estaba a punto de esconderse bajo la arena. Xie Kui de repente sentía dolor extremo en su pie derecho.

Quería esconderse dentro de la arena, pero su otro pie estaba sujeto por el sable.

“¿Cortarme la cabeza?” El rostro de Shi Yan era poderoso y libremente liberado del Segundo Cielo de Alboroto y del Sello de Vida y Muerte continuó golpeando el pecho de Xie Kui, usando la energía más fuerte para romper la defensa de Xie Kui.

 

Con el Espíritu Marcial de Petrificación, el Refinamiento, y la fuerza de Shi Yan, Xie Kui no podía ser comparado con el poder de Shi Yan.

Con el Segundo Cielo de Alboroto, el poder que él reunía era mucho más grande que el de Xie Kui. Con una pelea cara a cara como esta, sólo Xie Kui iba a ser destruido, no tenía poder alguno para defenderse.

 

¡Explooote!” Shi Yan gritó locamente! El Sello de Vida y Muerte golpeó a Xie Kui directamente en su frente.

La cabeza de Xie Kui explotó justo después de este golpe. Su cráneo se fragmentó en muchos pedazos y la sangre fue salpicada por todas partes. Murió inmediatamente.

_______________________________

Traducido y Editado por Gasaraki Azkenazim Melo

Patrocinado por: Jose Colipi Alamos

Descarga: