A- A A+

PMG: Capítulo 83 – Confrontación de Genios

Capítulo 83 – Confrontación de Genios

 

Lin Feng se volvió y miró a los discípulos de élite una vez más.

 

“¿Otro de los delegados de Wen Ren Yan desea entrar en la etapa de combate y morir en su lugar?”

 

Nadie se atrevió a responder, ni siquiera los que estaban por encima de Tong Shou en la lista de clasificación.

 

El cuchillo de Tong Shou era extremadamente poderoso. Incluso si querían ganar, pensaron que no valía la pena el riesgo, ya que pueden perder su vida al hacerlo. Una vez más, Lin Feng había usado su espada para atacar sólo una vez y la sangre de Tong Shou había sido derramada.

 

Lo que más les había asustado era que no sabían si Lin Feng había demostrado realmente todas sus fuerzas. Sólo había requerido un solo ataque que no bastaba para medir su poder. Cada vez él aumentaría la energía dependiendo de su opositor.

 

Tong Shou había sido asesinado en un solo ataque. ¿Exactamente cuánto de su fuerza todavía permanecía oculta? Siempre era más fuerte que su oponente, ¿cómo fue posible?

 

Todo el mundo miraba a Wen Ren Yan como si pensaran que era el único que podía derrotar a Lin Feng.

 

“El Examen de Discípulo de Élite de hoy casi podría ser titulado ‘La Ascensión de Lin Feng’…”

 

Algunas personas en la multitud sonreían irónicamente mientras alguien hacía ese comentario. El Examen de Discípulo de Élite había desaparecido por completo. El propósito original fue completamente olvidado. Sólo había una persona en el centro de su atención. Se estaban centrando en ese genio que se llamaba Lin Feng.

 

Casi todos sin excepción miraban intensamente a Wen Ren Yan. Wen Ren Yan frunció el ceño, su rostro se retorció de rabia y parecía un demonio con odio llenando sus ojos.

 

Lin Feng había estado demostrando talento extraordinario cada vez que luchaba. Cada vez,

Lin Feng sorprendía a todo el mundo aún más. Por lo tanto, en ese momento, Wen Ren Yan tenía la sensación de que estaba siendo golpeado en la cara por cada persona que estaba mirando hacia él, porque había seguido humillando a Lin Feng una y otra vez llamándolo un don nadie y una basura. Sus propias palabras habían vuelto a humillarlo delante de toda la secta.

 

 

 

En ese momento, ningún otro discípulo de élite se atrevería a luchar contra Lin Feng. Sólo

Wen Ren Yan podía. Sin embargo, en este punto, muchas personas tenían miedo de que Wen Ren Yan había hablado en grande y no era partido para Ling Feng.

 

Lin Feng era extremadamente fuerte, y había ocultado su poder a un grado tan grande… No había hablado mucho y no había perdido la cara todavía. ¿Cómo podría alguien llamarlo un don nadie o un pedazo de basura?

 

“Wen Ren Yan, ¿no se supone que debes probar a todo el mundo que soy un pedazo de basura y un don nadie ahora? Creo que eso es lo que debes hacer.” Gritó Lin Feng, que rompió el silencio y resonó por toda la arena.

 

Lin Feng también estaba mirando a Wen Ren Yan, y rápidamente giró hacia Han Man que había sido herido por Wen Ren Yan. Lin Feng realmente quería matarlo desde que se enteró de él hiriendo a Han Man. Había acumulado una gran cantidad de intenciones asesinas pensando en ello.

 

Wen Ren Yan había mentido y le había dicho a todos que Liu Fei era su novia. Lin Feng, porque

Liu Fei había dicho que ella era su novia, quería matar a Wen Ren Yan aún más*. Debido a

Wen Ren Yan él estaba otra vez pegado con Liu Fei.

 

*[jajajajajaja]

 

Wen Ren Yan era más arrogante que fuerte.

 

“Ya que eres más fuerte que yo, ven y mátame, de lo contrario significa que soy más fuerte que tú y que sólo estás cortejando la muerte.”

 

Lin Feng tenía en secreto una sonrisa fría en su corazón. Wen Ren Yan y Mo Xie eran los mismos. Tenían que morir por lo que le habían hecho a él y a sus amigos.

 

Si Lin Feng no los mataba, cada vez que tendrían la oportunidad de hacer daño a Lin Feng, lo harían sin dudarlo.

 

“Que ridículo. Que patético.”

 

Dijo Wen Ren Yan cuando empezó a caminar hacia la etapa central más alta de la Arena de la Vida y la Muerte.

 

En un abrir y cerrar de ojos, la expresión de todo el mundo cambió. No podían contener su excitación. No podían esperar a ver la batalla de estos dos genios.

 

Wen Ren Yan era el discípulo de élite mejor clasificado e incluso podía pelear con discípulos principales. Fue clasificado primero de todos los poderosos discípulos de élite. Antes de que

Lin Feng apareciera, Wen Ren Yan fue considerado como el discípulo menor con el mayor potencial futuro. Fue respetado como un genio atesorado dentro de la secta. Por supuesto, su fuerza no había alcanzado la de Ling Hu He Shan o Tu Fu.

 

El ascenso de Lin Feng parecía haber comenzado. Lin Feng estaba matando a todos los discípulos arrogantes porque lo habían humillado o amenazado. El cultivo del anciano ordinario Lu Yuan fue lisiado y sería expulsado de la secta debido a Lin Feng. Lin Feng también quería que Mo Xie fuera expulsado de la secta.

 

Estos dos discípulos fueron considerados genios excepcionales en la Secta Yun Hai. ¿Quién podría atreverse a criticarlos?

 

“¿Crees que sólo porque derrotaste a Lei Bo y Tong Shou, puedes competir conmigo?”

 

Wen Ren Yan dijo con su habitual tono arrogante y agresivo, y añadió: “Si quiero, puedo aplastarte como un insecto. Eres sólo una persona, un insecto, en mis ojos. No creo que valga la pena luchar contra ti, pero insistes tanto que no tengo otra opción que demostrarte lo ridículas que son tus provocaciones. Qué lástima que seas tan confiado. Usaré tu muerte para probar a todo el mundo que mis habilidades son ilimitadas.”

 

Era arrogante, agresivo y pensaba que era el mejor cultivador del mundo. Sin embargo, él era realmente fuerte y respetado dentro de la secta.

 

“Lo único que es ilimitado es tu habilidad para hablar mierda.”

 

Cuanto más Wen Ren Yan escuchó a Lin Feng hablar, su cara aún más horrible aspecto tenía. Solo dijo una palabra.

 

“Bien.”

 

Cuando los dos discípulos estaban en la etapa de combate, Nan Gong Ling comenzó a hablar.

 

“Ustedes son los genios de mi Secta. La Secta Yun Hai los necesitará en el futuro. Ustedes son los sucesores responsables de la Secta Yun Hai. Por favor, hagamos esta batalla educativa para ustedes y para todos los que están presentes. Sin duda habrá mucho que aprender de ella. Así que, por favor, esta vez no combatan hasta la muerte.”

 

Nan Gong Ling pensó que Wen Ren Yan y Lin Feng eran genios excepcionales dentro de la Secta Yun Hai. La Secta podía estar orgullosa de tener tales discípulos. Si alguno de ellos muriese entonces sería una pérdida demasiado grande para la Secta Yun Hai.

 

Nan Gong Ling esperaba que ninguno de ellos muriera o se lesionara gravemente. O, para ser más precisos, esperaba que Lin Feng no muriera o se lesionara.

 

Eso se debía a que Nan Gong Ling sabía perfectamente lo poderoso que era Wen Ren Yan. Su fuerza era demasiado monstruosa. Además, Wen Ren Yan tenía un espíritu muy raro que era más poderoso que un espíritu medio.

 

“Patriarca, ese pedazo de basura me ha estado provocando una y otra vez. ¿Cómo no podría odiarlo amargamente por eso? Esta será su tumba”, dijo Wen Ren Yan.

 

Nan Gong Ling no pudo convencer a Wen Ren Yan, él definitivamente quería matar a Lin Feng. Si no lo hacía, no sería capaz de probar a todos que él era el verdadero genio de la Secta Yun Hai.

 

Lin Feng era apenas un don nadie y no podía ser comparado con su poderoso estatus. Este fue el proceso actual de pensamiento de Wen Ren Yan.

 

“Lin Feng, por favor, absténgase de esta lucha.”

 

Nan Gong Ling no podía dejar de pedir a Lin Feng para no luchar.

 

Lin Feng sonrió levemente y dijo, mientras miraba a Nan Gong Ling: “Parece que el Patriarca todavía no está convencido de mis habilidades, ¿podría ser que todavía no te he mostrado lo suficiente?”

 

Nan Gong Ling sonrió con ironía y dijo mientras sacudía la cabeza: “Lin Feng, Wen Ren Yan ha roto a través del tercer reino de Ling Qi y tiene un espíritu Bestia de Bambú Azul. Aunque seas muy fuerte, necesitas más tiempo antes de que puedas alcanzarlo.”

 

¿Bambú azul? ¿Espíritu azul de la bestia de bambú?

 

Lin Feng encogió los ojos. En sus recuerdos, el espíritu de la bestia de bambú azul era una especie de serpiente que era pequeña pero muy venenosa. Tenía ojos azules y era tan rápida como la iluminación. Además, era capaz de esquivar los ataques de manera muy eficiente. Su poder era horripilante y sólo la mención de ello haría que mucha gente se encogiera de miedo.

 

‘Por eso sus ojos se veían tan horribles cuando él estaba enojado. A veces, parecen que son azules. Eso viene de su espíritu bestia.’

 

Lin Feng estaba pensando en los horribles ojos azules de Wen Ren Yan. Realmente se parecía a la de una serpiente e hizo que la gente se sienta muy incómoda al mirarlos.

 

¿Pero Lin Feng perdería sólo porque Wen Ren Yan tenía un Espíritu Bestia de Bambú Azul?

 

“Patriarca, no les impongas restricciones. Ese pequeño mocoso sigue humillando a mi discípulo una y otra vez, debe morir. Si no muere entonces me haría perder la cara. No los pongas bajo ninguna condición en esta lucha.”

 

En ese momento, una voz fría y aguda se difundió por la atmósfera. Una mujer estaba en la cima de la garganta. Había hablado fuerte mientras descendía lentamente. Su cuerpo parecía agudo gracioso. En un abrir y cerrar de ojos, aterrizó en la plataforma de observación.

 

“¿Quién es ella?”

 

“¿Wen Ren Yan es su discípulo?”

 

La multitud miraba fijamente a la mujer que acababa de aparecer. Ella parecía demacrada y el poco pelo que tenía en su cabeza estaba colgando flojamente, su aspecto dio a la gente una impresión sombría. Parecía que había salido directamente de una historia de horror.

 

Además, se atrevió a hablar con el Patriarca de tal manera que significaba que ciertamente tenía un alto estatus.

 

También había un pequeño número de discípulos que la reconocieron. No habrían esperado que ella interviniera. Las cosas no se veían bien para Lin Feng con la llegada de esta mujer.

 

“Maestro.”

 

A pesar de que Wen Ren Yan era normalmente muy altivo y arrogante, estaba actuando muy cortésmente frente a esta mujer. Era aún más educado con ella que con Nan Gong Ling.

 

“Hm.” La mujer asintió ligeramente mientras miraba fría y desprendida. Miró a Duan Tian Lang y luego dijo a Nan Gong Ling: “Patriarca, no deberíamos involucrarnos en este asunto, de lo contrario, eso haría que estos dos discípulos perdieran la cara”.

 

Nan Gong Ling estaba haciendo una sonrisa irónica. No había pensado que aquella mujer aparecería aquí. Parecía que las cosas estaban empeorando.

 

“Vieja, vienes aquí y le dices al Patriarca que él no debería involucrarse, pero ¿qué estás haciendo tú mismo?”

 

Una silueta que estaba alta en el aire dijo mientras sus alas crearon pequeños remolinos en la atmósfera.

 

“Protector Bei!”

 

Nan Gong Ling se sorprendió aún más con cada minuto que pasaba. El conflicto entre

Wen Ren Yan y Lin Feng hizo que dos de los protectores se involucraran.

 

“Lin Feng, ¿qué te parece?”, Preguntó Protector Bei.

 

“Estoy de acuerdo en una batalla hasta la muerte.”

 

Lin Feng obviamente había entendido lo que el Protector Bei quería decir. Si él decía que no estaba de acuerdo, el Protector Bei lo protegería. Tuvo que luchar para resolver su queja.

 

Si Wen Ren Yan sabía lo que incluso uno de los espíritus de Lin Feng era, entonces él inmediatamente se negaría a esta batalla y escaparía. Incluso si estaba totalmente convencido por su propia fuerza, Lin Feng también tenía espíritus poderosos que eran mucho más fuertes que los de ese tipo arrogante. Lin Feng no retrocedería de esta lucha.

 

El protector Bei dijo: “Si realmente quieres pelear en una batalla hasta la muerte, esta es tu decisión y yo no intervendré, pero tienes que recordar que después te arrepentirás”.

 

“No hay necesidad de pensar en cosas inútiles.” Dijo Lin Feng que negó con la cabeza. Ya estaba decidido a matar a Wen Ren Yan.

 

“Ok.” El Protector Bei se sintió satisfecho y asintió, luego dijo: “Una vez que hayas ganado, te ayudaré a expulsar a Mo Xie de la secta”.

 

Cuando oyeron lo que el Protector Bei había dicho, toda la multitud quedó estupefacta. ¿El protector Bei planeaba ayudarlo a expulsar a Mo Xie? Parecía que el anciano del Pabellón Xing Chen era una figura increíble dentro de la secta. ¿Quién más podría hacer esa promesa a Lin Feng? También estaba increíblemente seguro de la victoria de Lin Feng.

 

La cara de Mo Xie se veía horrible, y las malas intenciones llenaron su mente. Si Lin Feng ganaba esta pelea, entonces el Protector Bei lo expulsaría de la secta, ¡qué bastardo!

 

Mo Xie odiaba al Protector Bei en ese momento. La diferencia entre sus status dentro de la jerarquía era como el cielo y la tierra, estaba incluso más alto que Mo Cang Lan.

Mo Xie sólo podía esperar que Lin Feng muriera en la próxima batalla.

 

“Vieja, si Lin Feng es derrotado, no voy a participar, sin embargo, si Lin Feng gana, ¿te involucrarás?”

 

 

El Protector Bei estaba mirando a la mujer mientras hacía su pregunta.

 

“¿Por qué habría de hacer eso? Además, mi discípulo no perderá.”

 

La anciana miraba al Protector Bei con ojos llenos de confianza en su discípulo. El Protector Bei también estaba muy orgulloso de Lin Feng y creía que esta sería su victoria.

 

Protector Bei asintió con la cabeza, indiferente.

 

“Puesto que es así, ahora puedes luchar”, dijo la anciana.

 

Nan Gong Ling sonreía con ironía. Ahora que la anciana y el protector Bei habían aparecido, ya nadie lo escuchaba.

 

Entonces, después de esta batalla, ¿sólo quedaría un discípulo genio?

 

Nan Gong Ling estaba extremadamente reacio, pero ¿qué elección tenía?

 

La batalla de Lin Feng y Wen Ren Yan era inevitable.

 

Ambos estaban de pie en la etapa de combate de la Arena de la Vida y la Muerte. Wen Ren Yan estaba mirando a Lin Feng, y dijo: “Realmente no entiendo por qué el Protector Bei tiene confianza en ti. Él sorprendentemente cree que puedes derrotarme. Pronto descubrirá que ha sobrestimado tus habilidades. Frente a mí, sólo eres un insecto miserable*. Frente a mí, la gente pensará que tus habilidades son patéticas y miserables. Voy a probar a todos que soy el único genio dentro de la Secta Yun Hai.”

 

*[Este man no se cansa de repetir las mismas palabras, parece disco rayado]

 

Cuando Wen Ren Yan terminó de hablar, un Qi maligno emergió de su cuerpo. De su espalda, una pequeña serpiente apareció y flotó detrás de él. A pesar de que la serpiente era sólo una sombra, la gente tenía la impresión de que era una verdadera bestia venenosa. Este fue el Espíritu de Bambú Azul de Wen Ren Yan.

Descarga: