<- Actualmente solo registrados A- A A+

RIW – Capitulo 1118

Capítulo 1118: Morir de lealtad

De toda la Secta Tang, Tang Xiu era el más fuerte después de Gu Yan’er y Ji Chimei. Incluso Xue Yu, que había pasado a la Etapa de Formación Espiritual, era todavía inferior a él. Pero el más fuerte detrás de ellos era Tang An. No sólo era una experta en la última etapa del Núcleo Dorado, sino que también dominaba un arte secreto sobre la ley espacial y algo de la ley del tiempo.

En términos de hechizos mágicos, quizás no había mucha gente tan versada en la Secta Tang, pero Tang An era definitivamente una de ellas. No sólo le gustaba estudiar varios clásicos en arreglos, sino que también le gustaba mucho estudiar los hechizos mágicos y tenía un logro en algunos de ellos.

Las llamas que emergieron en el mar de fuego emitieron un tenue brillo azul. Los cultivadores del Mundo Inmortal reconocerían definitivamente ese fuego como la Llama Verdadera en las leyendas.

Wang Sheng se estremeció, sus ojos casi saltando. El poder de Tang An ya era escandaloso, pero nunca se esperaba que ella fuera una usuaria de habilidades, una dobladora de fuego.

“¡¿Qué demonios es esta llama?!”

Instantáneamente retrocedió debido a que su agudo sentido le advirtió que no era una llama ordinaria. La llama que había desatado fue forzada a retroceder cuando la llama azul apareció.

La figura de Tang An se desvaneció una vez más, pero su espada inmortal seguía flotando en el aire, bloqueando todas las rutas posibles para escapar de Wang Sheng.

“¡¡¡GRITO!!!”

Wang Sheng gritó furiosamente después de evadir un golpe de la espada inmortal cuando de repente, sintió que su cuerpo se ponía rígido y una sensación escalofriante golpeó su cuello. Resultó ser una daga que apareció de repente de la nada y fue colocada en su cuello.

“Tú vienes conmigo”.

La escalofriante voz de Tang An pasó al oído de Wang Sheng cuando su figura apareció al lado del hombre.

****

Los asesinatos en el club de la Costa Dorada progresaban rápidamente. Todos los miembros de la organización Darkwind que intentaron resistir fueron asesinados sin piedad, mientras que decenas de ellos que eligieron no hacerlo fueron aturdidos y descartados antes de que las decenas de expertos de la Oficina de Habilidades Especiales los trajeran a la plaza para ser aprehendidos.

Cuando Tang Xiu llegó a la plaza, pudo ver claramente la sonrisa radiante en el rostro de Duanmu Lin.

“¡Señor Duanmu!” gritó Tang Xiu con una sonrisa.

El hombre asintió felizmente y dijo, “Nunca pensé que la operación saldría tan bien, Tang Xiu. Literalmente hiciste que se derrumbaran desde el interior y luego los destruiste fácilmente. Estos dos antiguos miembros del Darkwind no son malos. Merecen ser recompensados”.

Tang Xiu miró con calma a Guo Tao y Wen Feng y Cooly dijo, “Es como usted dice, Señor Duanmu. Hicieron un gran mérito esta vez, así que voy a recompensarlos más tarde.”

Asintiendo ligeramente en respuesta, Duanmu Lin miró a su alrededor y su sonrisa radiante desapareció lentamente. Incluso frunció el ceño y preguntó: “¿Has encontrado algún rastro en Wang Sheng?”

Zhu Long agitó la cabeza. “No tenemos nada. Es como si se hubiese desvanecido. Pero aún debería estar en la casa club ya que unas cuantas personas lo vieron hace sólo 10 minutos.”

“¡Sigue buscándolo! No me importa si lo pones todo patas arriba, ¡pero aún así debes encontrarlo!” Duanmu Lin ordenó en voz alta.

La expresión de Tang Xiu cambió y agitó la cabeza. “No creo que sea necesario encontrarlo, sin embargo.”

“¿Qué quieres decir?” Duanmu Lin estaba confundido.

Justo después de preguntar, dos figuras aparecieron de repente delante de él. Vestido con un traje de noche negro y una máscara de bronce era Tang An, mientras que el que parecía angustiado y gravemente herido era Wang Sheng.

“Este es…”

Duanmu Lin parecía extasiado después de ver la cara de Wang Sheng. Admiró de verdad a Tang Xiu de todo corazón. Este joven no sólo era poderoso, sino que incluso tenía un subordinado con increíbles habilidades bajo su mando. Anteriormente pensó que Wang Sheng había escapado, pero resultó que el subordinado de Tang Xiu ya lo había capturado.

Con ojos que parecían capaces de percibir la mente de la gente, Tang Xiu barrió la cara de Duanmu Lin antes de que apareciera instantáneamente frente a Wang Sheng. Esforzó una gran cantidad de su energía para golpear decenas de puntos vitales alrededor del cuerpo del hombre y los selló completamente. Después, dio dos pasos hacia atrás y habló con una leve sonrisa. “Usted es el Jefe de Inteligencia de la sucursal de Darkwind en China, ¿sí?”

Wang Sheng sólo miró fijamente a Tang Xiu en respuesta y permaneció en silencio durante varios segundos. Luego, dijo lentamente: “Deberías ser capaz de ver la condición interna de mi cuerpo. La mayor parte de mi fuerza vital se ha ido, y sólo puedo durar unos pocos minutos más. Me temo que no tendrás más oportunidades si no consigues la respuesta que quieres”.

“En realidad no.” Tang Xiu agitó su cabeza y sonrió. “Puede que funcione si le dices eso a otros, pero es inútil para mí. Eres el Jefe de la rama de Darkwind en China, Wang Sheng. Deberías conocer mi existencia, y la información más detallada sobre mi debe haber sido enviada una vez a tu escritorio, ¿verdad?”

Con los ojos llenos de sorpresa, Wang Sheng asintió. “Tienes razón. Leí mucha información sobre ti”.

“Entonces, ¿olvidó mi identidad y la medicina china?” Tang Xiu sonrió.

La expresión cambió ligeramente, un mal sentimiento llenó el corazón de Wang Sheng y preguntó con una voz pesada: “¿Qué quieres decir?”

“Je, ¿por qué te molestas en preguntar si ya lo has adivinado?” Tang Xiu se mofó. “Mi subordinado puede haberte herido gravemente, pero recibió una clara orden mía, así que nunca te mataría. En todo caso, tu fuerza vital se está filtrando rápidamente porque estás intentando suicidarte cuando ella no era consciente de ello, para empezar. Pero soy un practicante de la medicina china. Mientras no te permita morir, no morirás aunque intentes suicidarte”.

“¡Maldita sea!”

La expresión de Wang Sheng se torció. En efecto, estaba tratando de suicidarse usando un medio especial para destruir su vitalidad. Los comentarios de Tang Xiu, sin embargo, le dieron un profundo temor ya que nunca temió a la muerte. Estar vivo era mucho más terrible para él.

Tang Xiu entrecerró los ojos y continuó con su ataque mental para destrozar Wang Sheng una vez más. “Además, deberías saber algo sobre mis identidades, pero no sabes mucho más sobre mí. No creo que sepas sobre mi otra identidad como cultivador, ¿no?

Déjame decirte francamente. Ese Anciano Wei de tu organización ha sido asesinado por mí. No era nada más que un débil de la Etapa del Núcleo Dorado, y aún así se atrevió a ser arrogante ante mí. Se merecía la muerte”.

“¡¡¡Eso es imposible!!!” rugió Wang Sheng. El temor y el horror eran evidentes en su rostro.

“Imposible, ¿eh? Hahaha…” Tang Xiu se mofó. “¿Creen que hormigas como ustedes pueden averiguar mis medios, si es que los hay? Hay algo más que puedo decirles. Como cultivador, todavía tengo muchos más medios inimaginables para ti. Como la técnica para escudriñar tu alma… el Arte de Escudriñar el Alma. Puedo escudriñar tu memoria cinco minutos después de tu muerte y obtener la respuesta que quiero saber de tu mente”.

¡¿Arte de escudriñar el alma?!

¿No es esa la técnica extremadamente siniestra mencionada en las leyendas? ¿Un arte secreto que sólo los demonios pueden dominar? ¡Oh, DIOS! Si dice la verdad, me temo que no puedo guardar ningún secreto de la organización aunque muera completamente ahora. Sé demasiado. Una vez que mi memoria sea revisada por él, ¡definitivamente causará un gran daño a toda la organización!

“¡¡¡MÁTAME AHORA!!!”

Wang Sheng miró repentinamente hacia arriba y gritó al cielo nocturno.

La expresión de Tang Xiu cambió al notar que Tang An también desapareció instantáneamente. Él instantáneamente desató la espada divina de su cuerpo. Entonces formó una imagen de espada que cubrió el cielo y se elevó turbulentamente. En ese momento, una figura fantasmagórica vestida con un abrigo negro de noche con una máscara dorada y una pala en su espalda apareció de repente en medio de capas de imágenes de espadas.

RUGIDO…

La energía escalofriante y turbulenta sopló repentinamente hacia las personas de los alrededores. Incluso aquellos que eran comparables a los expertos de la etapa de establecimiento de la fundación fueron forzados a retroceder y se sintieron sofocados al retroceder constantemente.

El misterioso hombre delgado con la máscara de oro parecía un barco solitario en el mar rugiente y violento. Voló frenéticamente en medio de las mareas de la espada mientras derramaba su sangre. Un afilado cuchillo volador se dirigió entonces hacia el pecho de Tang Xiu, causando que la ropa del pecho de Tang Xiu explotara. Sin embargo, el cuchillo volador sólo dejó una leve marca en él y fue incapaz de perforar la piel.

“¡Interesante!”

Tang Xiu instantáneamente se puso en evidencia y siguió de cerca al hombre misterioso. Si no hubiera reaccionado lo suficientemente rápido hace un momento, ese cuchillo volador habría atravesado la cabeza de Wang Sheng, en vez de golpear su pecho.

Eso fue un acto para silenciar al testigo! Este tipo de crueldad era el estilo de la organización de Darkwind para manejar sus asuntos. Sin embargo, la indulgencia de la otra parte evocó la admiración de Tang Xiu en cualquier caso. El hombre fue capaz de aguantar hasta el final, y era muy probable que hubiera escuchado lo que acababa de decir a Wang Sheng.

“¡Imposible!”

La voz del hombre misterioso estaba muy ronca mientras exclamaba alarmado. Era muy claro sobre su propio poder, que era comparable al de los cultivadores de la Etapa del Núcleo Dorado. Esforzó toda su fuerza para disparar ese cuchillo volador, pero sólo dejó una marca

superficial en el cuerpo de Tang Xiu, que ni siquiera pudo perforar su piel. Esto estaba más allá de su imaginación.

La espada divina en la mano de Tang Xiu se dirigió rápidamente hacia el hombre misterioso, dándole una grave herida sangrante de varios centímetros de largo. Después, Tang Xiu se burló de él. “No mentí cuando dije que soy un cultivador, pero mi práctica principal no es cultivar la energía de la Esencia Verdadera sino el refinamiento físico del Dios Demonio. Puedes decir que soy un cultivador del cuerpo. Nunca me infligirás ninguna lesión a menos que hayas llegado a la última etapa del Núcleo Dorado y hayas usado un armamento divino para herirme”.

Puff…

Justo cuando su voz se desvanecía y justo cuando una mirada de miedo era lanzada sobre el rostro del hombre, la espada divina se alejó una vez más y le cortó directamente el cuerpo.

Wang Sheng miró con dolor al ver la escena en el aire. Conocía muy bien algunos arreglos especiales en la organización de Darkwind. Cada director asignado a un país era responsable de todas las operaciones de inteligencia, pero también se disponía de alguien como Terminador, o mejor dicho… un Terminator.

Sin embargo, su padre fue uno de los fundadores de Darkwind, un hombre poderoso que tenía el poder y los derechos para hablar como uno de los tres principales de la organización. Antes de ser enviado a China, su padre le prometió que no habría ningún Terminador arreglado para él. El anciano dijo que confiaba en él y que nunca lo traicionaría.

Resulta que el padre nunca ha confiado, ha confiado o confiará en nadie. Ni siquiera en su propio hijo.

El dolor desgarrador lo envolvió. Su padre era el hombre al que más respetaba y admiraba en este mundo, alguien a quien nunca traicionaría. Antes de esto, incluso había decidido suicidarse para llevarse a la tumba el secreto de la organización Darkwind… todo por su padre.

Y aún así, se encontró… equivocado.

Descarga: