A- A A+

TG – Capítulo 266: Acostúmbrate.

Capítulo 266: Acostúmbrate.

La pantalla del televisor se dividió en dos dejando ver dos diferentes portales abismales que eran oscuros.

El ‘Segundo’ Portal Abismal se encontraba en la ciudad de Burdeos, Francia que era parte de la Unión Europea.

Había aparecido en medio de un estadio de futbol y solo fue visto debido a que los trabajadores que realizaban mantenimiento estaban presentes, pero ese portal no era el único.

El ‘Tercer’ Portal Abismal apareció en la Ciudad Riga, Capital de Letonia que hace tiempo se había unido con Rusia para sobrevivir.

Ahora ambos gigantes tenían portales abismales en su tierra… ¡Portales Abismales!

Leslie al igual que todo el mundo que había recibido la notificación estaba bastante sorprendida y de una mala manera.

“Al parecer la tierra no solo se enfrentará a un solo Portal Abismal… Ahora se enfrentan a dos al mismo tiempo. Tal suceso nos deja demasiadas preguntas y genera demasiado temor.” Dijo la anfitriona del canal.

Las imágenes y videos se revelaron como las fuerzas de ambos países llegaban a la zona tomando el control de la situación.

Si bien el primer portal abismal había cerrado hace una semana, los protocolos seguían activo o estaban en proceso de desuso.

Era por eso que la respuesta, aunque sorprendente fue ciertamente rápida.

Si hubiera sucedido unas semanas después era muy posible que sorprendería a esos gigantes con la guardia baja.

Aun así, tener protocolos no significaba que no fuera preocupante.

“La Unión Europea ha empezado a asegurar los alrededores del estadio, preparando una defensa especial, tratando de evitar lo que sucedió en la Ciudad Constanza.” Informó la anfitriona y pasando su imagen al portal en Rusia, explicó. “Rusia por su parte ha realizado el mismo proceso, pero su portal ha aparecido en los campos a las afueras de Riga. Permitiéndole levantar una mayor defensa que en una ciudad.”

El primer portal abismal dejo en evidencia muchas cosas y varias de ellas fueron los errores, la avaricia y el desastre de la falta de organización.

Desde que tales portales aparecieron, los gremios rumanos lo trataron con una oportunidad en búsqueda de ganancia o prestigio sin querer compartirlo con nadie, ese fue el primer error.

Lo siguiente fue que no hubo una gran defensa alrededor del portal abismal, era por eso que cuando los goblins aparecieron, todos fueron tomados por sorpresa.

Llevando a que las fuerzas aliadas que tomaron el control en ese momento decidieran realizar una evacuación de toda la ciudad para evitar bajas civiles.

Ahora se trataba de evitar ser tomados por sorpresa, era por eso que de inmediato llevaron a parte del ejército y aventureros afiliados al gobierno para tomar el control de la situación y levantar un fuerte para la defensa.

Ambos países se movieron de la misma manera, siendo Rusia quien tuvo mayor libertad para preparar la defensa debido a que el portal había aparecido en un campo de cultivos y no en medio de una ciudad.

Esos dos gigantes estaban conformados por varios países, pero su organización era estable.

Era por eso que, aunque el portal apareció en Francia y en Letonia, ambos gigantes se movieron como un todo.

La Unión Europea verdaderamente había conformado un gigante, no había un presidente total, sino que los diferentes presidentes conformaban un consejo y ellos elegían el jefe del consejo.

Si bien cada país tenía cierta autonomía como ‘estados’ independientes, estaba limitado a los intereses de un todo.

Esa fue la única forma de evitar y resistir los lunáticos, jugadores, sectas de dioses malvados y todos aquellos que actuaban en la sombra.

Tal vez no era un sistema perfecto, pero a través de contratos mágicos en nombre de dioses se trataba de evitar grietas y conflictos internos mayores mientras que mantenían los intereses del ‘todo’, sobre los personales.

En su caso Rusia siguió el mismo proceso, pero a diferencia de la Unión Europea ellos se centraron en una política más conservadora, priorizando sus tierras y gran territorio.

Sin embargo, independientemente de su forma de gobierno, ambos estaban bien organizados para hacer frente a un portal abismal.

Su objetivo era evitar los errores que se cometieron en la Ciudad Constanza y en Rumania, quienes llevaron a que se iniciara un desgarro que ocasionó la muerte de bastantes rangos S y que tuvieran que barrer toda la ciudad.

Un sistema de organización más profesional, un liderazgo más centralizado y un control sobre sus fuerzas más estrictos.

La anfitriona hizo público los avisos de ambos representantes de los gigantes, quienes anunciaron que eran muy abiertos a la cooperación, pero dejaban en claro que su objetivo era centrarse en el portal evitando conflictos internos.

Básicamente diciendo que podían aceptar ayuda mientras siguieran sus órdenes.

Ambos países informaron de que las fuerzas aliadas que se enfrentaron en Rumania estaban cooperando como los primeros en enfrentarse a tal evento.

Necesitaban un solo liderazgo y ellos a diferencia de Rumania tenían la fuerza para resistirse por su cuenta.

Dejando de lado los rangos SS que habitaban en esa zona, también se encontraba en Suiza la Academia Cernunnos, cuyo director era considerado como un rango SSS debido a la ‘Bestia Santa’.

Y si bien Rusia no tenía rango SSS, sus tierras eran muy extensas y su gente también bastante numerosa, lo que hizo que tuvieran gremios e individuos fuertes.

Leslie soltó un largo suspiro.

A pesar de que ambos países daban mayor seguridad a la gente, la verdad era que tal suceso dejaba en claro un punto demasiado aterrador.

Era posible que los Portales Abismales siguieran apareciendo y si era como el primero… No había duda de que sería temible.

Si una vez aparece y no se encuentra la respuesta puede denominarse accidente, pero si aparece una segunda y luego tercera… Entonces, estaba claro que había algo más en el fondo de esto.

Lamentablemente…

“¡Atención!” Un capitán entró a la sala del comedor en donde los soldados estaban mirando la televisión.

Todos los soldados incluyendo Leslie se levantaron al unísono, saludando con disciplina.

“Preparen sus equipos, empezaremos el entrenamiento con armas. Dependiendo de sus resultados, ustedes pueden recibir un entrenamiento especial en manos de expertos e incluso participar en situación real.” Informó el capitán y al verlos rígidos, ordenó. “¡Muévanse!”

Leslie obedeció de inmediato y suspiró para sus adentros.

Lamentablemente al igual que antes, su participación era nula.

******

En medio de un lugar blanco ilimitado Aurora observó a los dos ancianos quienes tenían expresiones serias.

“Entonces, ¿estás preparada para seguir entrenando?” Preguntó su anciano maestro con seriedad.

Su cita había fallado debido a la aparición de los portales abismales y ella había vuelto a Zerzura, pero mientras pensaba sobre la situación, vino a visitar a sus maestros.

Su intención era clara… Desde que vio que el Gran Gusano y desde que se dio cuenta de que no lo podía vencer, su deseo de mejorar despertó.

La batalla contra el gusano le demostró lo débil que era y si bien enfrentarse a tales individuos no era algo en común en su vida, ahora que habían aparecido dos portales abismales, se dio cuenta de que todo era posible.

No sabía la razón de la aparición de tales portales, pero estaba claro que representaban un peligro.

Aurora se había dado cuenta de que ella era el arma y esta vez necesitaba ser afilada… Más fuerte, más feroz e implacable.

Un arma que puede defender a quienes deseaba, protegerse a sí misma y sobre todo que la ayudara a avanzar por su camino.

Era por eso que ahora…

“No solo deseo entrenar, sino que prepararme para ascender de rango.” Determinó Aurora con seriedad.

La sonrisa de su anciana maestra creció, pero su anciano maestro le dio una mirada seria.

“¿Te crees capaz?” Preguntó su anciano maestro.

¿Se creía capaz de ascender de rango?

No estaba hablando simplemente del rango S, sino que estaba apuntando a ese rango SS.

Esos individuos que tenían un enorme poder y estaba debajo de los pocos individuos que podían ser calamidades por sí misma.

Tales individuos eran aterradoramente fuertes.

¿Cómo era la forma de alcanzar ese rango tan alto?

Aurora no sabía demasiado sobre ello debido a que por lo general aquellos que alcanzaban ese rango lo ocultaban al público y solo se los informaba a sus aprendices.

Ella tenía padres en ese rango, pero no le había preguntado debido a que había dejado de usar su espada durante bastante tiempo.

Ahora mismo… ¿Se creía capaz?

“Sí. No sé cuánto puedo demorarme y que tengo que hacer, pero me creo capaz de lograrlo.” Respondió Aurora con una seriedad única y dando media sonrisa, agregó. “Aunque ahora siento que estoy lejos de ese momento.”

Estaba listo para seguir adelante y tenía confianza para avanzar.

Era cierto que en este momento sentía que se encontraba bastante lejos de romper esa barrera que era más pesada que la barrera del rango S.

Aun así, se prepararía y avanzaría ya no queriendo ir a ciegas, sino que teniendo un objetivo.

Su anciano maestro le dio una mirada seria como si estuviera comprobando su entusiasmo y deseo.

“Eres una ‘artista’, aunque no te guste tu concepto, la verdad es esa. Tu arte, tu espada y toda tu experiencia está representado a través de tu propio concepto que te permite plasmar tus emociones en la realidad por medio de tu espada.” Informó el anciano y con una media sonrisa, agregó. “Eso significa que para mejorar necesitas empujarte por ese medio.”

Aurora se quedó en silencio.

Su primera vez cuando ascendió al rango S y despertó su concepto fue por un objetivo simple y en una situación determinada.

Guiada por su deseo de ayudar, ella pudo permitirse convertir sus emociones en su aura verde que la llevo a cumplir con su objetivo.

Sentía cierta incongruencia que la llamara ‘artista’, pero no podía negar que las palabras de su maestro era la verdad.

Su espada era solo un medio por la cual ella plasmaba sus objetivos y sus auras solo representaban sus emociones y deseos.

El verde para alcanzar el éxito con cada ataque, el celeste para proteger y el rojo para matar… Su aura incolora era otra forma de su concepto, en el cual buscaba que sus emociones desaparecieran y por eso era tan destructivo.

Aun así, a pesar de que aceptaba tal hecho, no pudo captar a lo que se refería su maestro y por eso que dio una mirada de disculpa, pidiendo que le explicara de forma más simple.

Su anciana maestra se rio entretenida, pero Aurora mantuvo su expresión de súplica… Ahora este tema valía perder un poco de orgullo.

“Eres una artista… Exprésate por ese medio.” Declaró su anciano maestro.

“¿Quiere que pinte?” Dudó Aurora logrando que la anciana se riera entretenida y su maestro le diera una mirada molesta.

Que estuviera golpeando el mango de su espada dejaba en claro que estaba dudando si darle una paliza.

Al final suspiró al ver su expresión y agitó su cabeza.

Muy seguramente se estaba preguntando por qué tenía una aprendiz tan ingenua, pero Aurora mantuvo su expresión tonta.

Necesitaba una respuesta directa, un camino visible y no palabras teñidas de neblina… Básicamente no una respuesta que no entendiera.

“Solo digo que eres una artista y no estás limitada. Puedes plasmar lo que desees usando tu espada y todo depende de tu propia voluntad.” Informó su anciano maestro y al ver que su expresión se llenaba de realización, agregó. “Pero no te confundas. Al igual que un pintor, un cuadro tendrá significado, solo cuando tus deseos y emociones vengan desde lo profundo de ti de forma natural.”

Aurora entendió esas palabras.

Cada vez que había despertado una nueva aura era cuando sus emociones explotaron de forma natural y la empujaron a plasmarla por medio de su espada en la realidad.

Su deseo de proteger dio pie a que su aura celeste apareciera y fue igual en los otros casos.

Sin embargo, todos ellos fueron de forma natural y no se había forzado para llegar a ese punto.

En esta pequeña charla su maestro le estaba informando un atisbo de lo que necesitaba para avanzar y tal como había esperado, estaba lejos.

No había explorado como se debía su concepto y siempre lo usó de forma instintiva, pero por otra parte su objetivo de mejorar era simple.

No tenía la suficiente fuerza para empujarla sobre sus límites y si bien eso la ayudó, solo era el primer paso.

Para una persona cuyos conceptos estaba relacionado con sus emociones, estas tenían que estar claros y ser lo suficiente fuerte como para empujarla sobre el límite.

“Entonces, me falta un objetivo claro que me empuje a moverme y también necesito explorar mi concepto de ‘artista’, buscando las maneras para aplicarlo y avanzar… ¿Estoy en lo correcto?” Preguntó Aurora con un tono solemne.

Su anciana maestra dio una sonrisa al verla.

No era tan ingenua como se había dejado ver y sus respuestas era porque deseaba un camino claro… Ahora se le había dado.

Explorar su concepto no iba a ser fácil, no solo era tratar de ver cómo funcionaba, sino que se trataba de probar cuáles eran sus límites y que era capaz.

Su anciano maestro no respondió, pero el asentimiento casual dejo a la vista que estaba por el camino correcto.

“Es agradable que intentes mejorar, pero deberías centrarte en algo más cercano a ti.” Señaló su anciana maestra y al ver que Aurora la observaba, agregó. “Necesitas alcanzar el rango S como luchadora.”

Si habla de que objetivo era más cercano, entonces convertirse en un luchador de rango S estaba más cerca.

Ya tenía medio pie en ese rango y la prueba era su concepto que había despertado y su capacidad para aumentar su fuerza para pasar el límite.

“Es muy diferente estar en el rango S y usar tu concepto, que simplemente estar en el rango A y pasar el límite.” Dijo su anciana maestra y con un tono serio, agregó. “Una vez que lo logres esa fuerza te ayudara como espadachín.”

Ahora con su concepto podía entrar al rango S y obtener una gran cantidad de fuerza, pero si ella se encontrara en ese rango, entonces su fuerza aumentaría aún más.

Aurora sabía que su cuerpo estaba cambiando en cada momento volviéndose más fuerte y resistente, no había duda de que el elixir que había bebido hace tiempo ahora estaba haciendo efecto.

Una vez que entrara al rango S como luchador significaba que obtendría una fuerza, resistencia y dureza mayor de la que podría obtener un espadachín en el mismo rango.

“Cuando asciendas de rango hablaremos de cómo seguir mejorando.” Determinó su anciana maestra de forma simple.

Aurora asintió bastante conforme con su guía.

Entonces, tras despedirse se quedó en silencio durante un momento sin retirarse y al sentir la mirada de sus maestros, dudó.

“¿Algún consejo sobre los portales abismales?” Preguntó Aurora tras decidirse.

Sus maestros se dieron una mirada entre ellos.

Ambos acertaron cuando dijeron que razas mágicas aparecerían a través de los portales abismales y no importa cuanto lo intentara ignorar… ¡Era demasiado chocante!

Estaba hablando de sus maestros que claramente habían permanecido en este lugar durante demasiado tiempo y estaba claro que no sabían ni donde estaba África, en donde supuestamente decían que estaban.

A pesar de que ella prefería ignorar tales misterios ahora necesitaba un consejo para poder guiarse.

“Encuentra el significado atrás de ello. Ese es el punto importante.” Informó su anciano maestro mientras se sentaba a meditar.

Aurora se sorprendió, ya que había esperado que sería su maestra quien le informara de forma directa y no él.

Su mirada se desvió en dirección de su maestra y su expresión tembló al ver su solemnidad.

“Y acostúmbrate.” Agregó su anciana maestra.

Aurora deseo preguntar, pero su maestra la ignoró y se fue a molestar al anciano que trataba de meditar.

Antes de que pudiera reaccionar, ella fue tragada por la luz y al momento siguiente quedo en la sala de su departamento en la Ciudad Zerzura.

“…”

Ella solo pudo quedar en silencio.

Si su maestro daba un consejo que apuntaba a lo profundo, su anciana maestra logró que ella quedara conmocionada con unas pocas palabras

¿Habría más portales?

La respuesta la había dado su maestra.

Descarga: